DÍA DE MUERTOS EN SANTIAGO JUXTLAHUACA

Escrito por el 1 noviembre, 2019

 

Ofrenda de Santiago Juxtlahuaca.

En la región Mixteca el día los fieles difuntos tiene sus orígenes desde antes de la conquista, en Santiago Juxtlahuaca esta fiesta está viva, conservan la tradición de la festividad del día de muertos o todos los santos.

Hace algunos años al llegar estas fechas nuestros antepasados subían  a los montes a cazar los animales para la comida, a cortar los frutos que se sembraron, seleccionando los mejores para poner en las ofrendas, al terminar de vestir el altar, oraban frente a él sin levantar la cabeza, pues se temía que los difuntos dejaran de saborear los alimentos que se les ofrecían con mucho gusto y respeto.

Al día siguiente retiraban las ofrendas para obsequiar todos los productos a los menesterosos, si no había quienes los necesitaran se procedía a enterrarlos, se congratulaban de felicidad, se daban abrazos por haber cumplido con el rito de darles a sus difuntos lo que les gustaba en vida, con la fe y esperanza de que si los visitaban.

En Santiago Juxtlahuaca se inicia esta gran fiesta unas semanas antes del dos de noviembre, con la plaza de todos los santos que se divide en dos, la de los de afuera o plaza del petate, ya que en esos días la gente de las comunidades aledañas bajan a Juxtlahuaca a comprar lo necesario para sus ofrendas y adquirir el tradicional petate indispensable para la ofrenda, este tiene muchos usos, “es mantel, colchón y mortaja” anteriormente en él se enrollaban,  amarraban y enterraban cuando no se podía en otra cosa, la plaza de los de a dentro era destinada para los que vivían en la cabecera municipal.

Ofrenda Tradicional, Santiago Juxtlahuaca

Ofrenda de Juxtlahuaca,  que utiliza el Petate como mantel.

El día de los fieles difuntos ha llegado y se empieza a adornar el altar con la tradicional flor de Cempasúchil, flor de los cien pétalos, con su inconfundible color oro, que nos recuerda el culto a nuestros difuntos, para los Mixtecos significa, gratitud por que las almas de nuestros seres queridos están con Dios. El color y olor de la flor de Cempasúchil adornan los arcos de la ofrenda. Sus tres niveles  significan el cielo, la tierra y el inframundo, no puede faltar el petate,   algunas familias lo ocupan como mantel, adorno en la pared o tapete, el agua es indispensable simboliza la vida, la sal purifica al agua con la oración del sacerdote, se convierte en agua bendita que ahuyenta al maligno,  las velas en la ofrenda simbolizan la fe, esperanza y la luz para las almas, el copal o el incienso que simboliza el perfume, reverencia en la alabanza y oración a las almas, esa ¡oración que como humo llega hasta Dios nuestro señor!, “una flor se marchita pero una oración llega a Dios”,  el pan de muerto  representa a nuestros seres queridos tomando un lugar muy importante dentro de la ofrenda.

Se coloca un camino de flores hasta la calle con la intención de que nuestros fieles difuntos no se pierdan camino a casa, el treinta y uno de octubre se recuerda a las almas de los niños o los chiquitos,  los manjares de la ofrenda son alimentos sin chile, atole, champurrado, dulces; el primero de noviembre día de los grandes es también muy importante ya que las señoras se desvelan desde una noche antes para poder preparar los deliciosos alimentos, mole de guajolote, con el inigualable sabor de esta época, y se les pone aguardiente, mezcal o alguna bebida fuerte que en vida les gustaba.

Otra tradición que no puede faltar es visitar las ofrendas nuevas de aquellos amigos, familiares o conocidos que fallecieron durante el año, se lleva una veladora o vela, se va a rezar en el día o en la noche del  treinta y uno de octubre, primero o dos de noviembre, es en este momento donde el pueblo nos conforta, “llegan las personas con cariño y con gusto para apoyar y mitigar el dolor que se siente por recordar al ser amado”.

El momento emblemático de esta fecha tan especial es el día de la velada donde las familias se dan cita en el panteón municipal de Santiago Juxtlahuaca, algunos inician a las nueve de la noche y con forme avanza la madrugada se ven mas sepulcros llenos de velas, veladoras y flores, cada familia adorna sus tumbas, comparten en familia ese momento espiritual.

Velada en el Panteón Municipal.

Hace algunos años, el día de la velada se realizaba en la madrugada a partir de las 4:00 de mañana del día dos noviembre y se quedaban hasta las 6:00 de la tarde, durante ese lapso las familias rezaban, y en sus descansos comían las frutas que la gente lleva al panteón para repartir con las demás familias que asistían a velar a sus difuntos.

 

 

Se dice que la ausencia de nuestros seres queridos es pasajera, se está seguro de la resurrección de su cuerpo, ellos están gozando de la felicidad del ser supremo, quien le da nuevo aliento a la vida de los difuntos, mueren cuando se olvidan de ellos, mientras los recuerden siguen presentes.

La celebración del día de muertos tiene como objetivo principal “alabar a Dios nuestro señor y recordar a nuestros seres queridos.”

Celebración del día de muertos una tradición viva.

¡POR QUÉ EN JUXTLAHUACA NACEMOS Y MORIMOS CON FIESTA!

Con información del Maestro Cándido Beristain Romero, originario de Santiago Juxtlahuaca,  para la Grandiosa.

Maestro Cándido Beristain Romero Historiador de Santiago Juxtlahuaca.

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

La Grandiosa de Nochixtlán

FM 98.9

Canción actual

Title

Artist