Hasta siempre Héctor Suárez Hernández.

Escrito por el 2 junio, 2020

Héctor Suárez Hernández, actor y comediante mexicano, murió este martes a los 81 años, informó su hijo Héctor Suárez Gomís a través de un comunicado que fue publicado en sus redes sociales, en el que pidió respeto ante el difícil duelo.

 

 

«A los amigos, a los compañeros y a todos los medios de comunicación:
Con profundo dolor, queremos compartir con ustedes el fallecimiento de Héctor Suárez Hernández.

La familia Suárez, les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y también esperamos que puedan respetar nuestro duelo.
Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación.
Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes. ¡Gracias!
Descanse en paz, Héctor Suárez»

 

Héctor Suárez nació el 21 de octubre de 1938 en la Ciudad de México. Entró al mundo artístico bajo la dirección de Carlos Ancira, con quien colaboró en el llamado teatro de la tesis en los años 60, de la mano de personalidades como Alejandro Jodorowsky, Alfonso Aráu, Susana Alexander y Héctor Bonilla. Estudió pantomima con el célebre mimo Marcel Marceau y más tarde, comenzó a montar obras de autores famosos como Franz Kafka, Eugene Ionesco y August Strindberg.

 

 

Fue en la televisión donde encontró su peculiar forma de hacer comedia, a través de su estilo espontáneo. Caracterizado por el humor negro, se dedicó a hacer denuncia social, y escapó de la censura establecida en su época.

Su comedia quedó grabada en los emblemáticos programas ¿Qué nos pasa? y Verdá o fixión, en los que creó personajes populares que reflejaba el día a día de la idiosincrasia mexicana como Flanagan, con su clásico estribillo ¡Queremos rooock!, Doña Zoyla, la madre dominante y manipuladora; El no hay, un dependiente de tienda que nunca atendía bien; El Burócrata, el típico empleado público que pone más obstáculos que soluciones.

 

En 1965 debutó en la pantalla grande con la cinta El asesino invisible. Años después participó en otras películas como Despedida de soltera, La mujer de seis litros, La marcha de Zacatecas, Picardía mexicana y Mecánica nacional, por esta última fue galardonado con el Premio Ariel y recibió Diosas de Plata por producciones como Trampas de amor, En la cuerda del hambre y Los mil usos.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



La Grandiosa de Nochixtlán

FM 98.9

Canción actual

Title

Artist