«POR QUÉ ES IMPORTANTE DESPARASITARSE»

Escrito por el 24 enero, 2019

En la república mexicana persisten infecciones como la parasitosis intestinal, esto a pesar del avance y penetración de las campañas de desparasitación en la población por la Secretaria de Salud, pero al parecer no es suficiente ya que muchos de nuestros malos hábitos propician aún más este tipo de enfermedades, ya que por nuestra falta de cultura higiénica seguimos siendo de los principales países a nivel global con mayor número de habitantes infectados por parásitos, aquí te dejamos algunos datos que esperamos te sean de ayuda y te brinde información oportuna.

 

                                                                   ¿Qué es un parásito?

Es aquel microorganismo vivo o animal pequeño que vive dentro o fuera de otro organismo de donde se nutre (alimenta) ya que este parásito no puede sobrevivir por si solo y necesita del otro organismo para continuar con su ciclo reproductor, pero este causa daño o incluso la muerte a quien lo nutre. Los parásitos más comunes en los humanos son: piojos, pulgas y los protozoos, helmintos (gusanos) y artrópodos.

¿Qué es un parásito intestinal?

Es aquel que vive en los intestinos, por lo general quienes infestan o llegan a establecerse dentro de nuestros intestinos son los protozoos como la Giardia o los helmintos como los oxiúridos o Tenias, estas se establecen dentro o fuera de los intestinos para alimentarse y reproducirse, las consecuencias de estar infectado con estos parásitos son las enfermedades gastrointestinales, desnutrición o la muerte.

¿Cómo se adquieren?

 

  • Consumo de alimentos contaminados en la calle o sin lavar y desinfectar
  • Beber agua contaminada
  • Malos hábitos de higiene y desinfección
  • Por contacto directo entre 2 individuos en el cual el individuo infectado transmite el parásito al individuo sano
  • A través de fómites, es decir, objetos o sustancias capaces de transportar mecánicamente los parásitos
  • A través de transmisores generalmente artrópodos, los cuales pueden picar a varios animales el mismo día y de esta manera transmiten a los parásitos rápidamente

¿A qué tipo de parásitos estamos expuestos?

En México es más común que nos enfermemos a causa de las lombrices y las amibas, pero también estamos expuestos a otros microorganismos como:

Entamoeba histolytica 

Este microorganismo es causante de la enfermedad llamada amebiasis, la cual provoca síntomas como dolor abdominal, pérdida de peso, debilidad, diarrea y absceso hepático, este parásito se encuentra por lo regular en el agua, ambientes húmedos y en el suelo y pueden contaminar las frutas y hortalizas.  Y se propaga a través de contaminación fecal. 

 

La lombriz intestinal (Ascaris lumbricoides)

 

Estos son los nematodos intestinales más grandes que afectan a los seres humanos!!! Pueden llegar a medir de 15-30 cm de longitud y se transmiten a los seres humanos por la ingestión de los huevecillos presentes en agua o alimentos contaminados, estos huevecillos eclosionan y penetran la pared intestinal para viajar al torrente sanguíneo y migrar hacia otra parte de nuestro cuerpo como los pulmones, en donde estas lombrices se mueven hacia la faringe para que se vuelvan a deglutir y retornar al intestino. Los síntomas más frecuentes de parasitosis por lombrices son: fiebre, cansancio, erupción cutánea alérgica, vómito, diarrea y problemas en el sistema nervioso y lo más característico tos frecuente.

Enterobius vermicularis u oxiuros

 

Este parásito es de los más comunes y es causante de la enterobiasis. Las hembras adultas, de 8 a 13 milímetros de longitud, son parásitos alargados con el extremo posterior curveado (machos) o recto (hembras). Los oxiuros tienen su hogar en el intestino del huésped, pero a diferencia de muchos parásitos no pasan a la sangre, y no pueden sobrevivir en otras partes del cuerpo durante mucho tiempo. Ponen sus huevos por lo general alrededor del ano, causando prurito intenso: esta picazón ayuda a la propagación de las larvas a través del contacto directo. Síntomas: Irritación y arañazos.

Anquilostomas (Necator americanus)

Este gusano nematodo parásito se transmite en su forma de larva a través del agua contaminada, frutas o vegetales, en las cuales al no ser desinfectadas y lavarla, la larva ingresa a nuestro cuerpo y crece dentro del intestino en donde se adhiere a la pared y se bebe la sangre del huésped, ésta en ocasiones cauda un tipo de infección intestinal llamada anquilostomiasis y los síntomas son: debilidad, inapetencia, malestar abdominal, nausea y vomito.

Trematodos platelmintos sanguíneos (Schistosoma mansoni, S. haematobium, S. japonicum)

Estos microorganismos dañinos viven en el torrente sanguíneo y son causantes de la esquistosomiasis o conocida como bilharziasis. La forma de infectarse es por los huevecillos del parásito que se encuentran viviendo en agua contaminada, estos huevecillos penetran la piel, causando inflamación (hinchazón) y daños en órganos como el hígado. Los parásitos adultos pueden vivir dentro de su huésped por décadas en los cuales puede que nunca cause algún tipo de síntomas, pero cuando hay presencia de síntomas son las siguientes: fiebre, dolor, tos, diarrea, inflamación de las glándulas y letargo.

La tenia (Taenia solium)

Se transmite a través de alimentos contaminados en donde se encuentran sus huevecillos, los cuales al eclosionar se enganchan al intestino con su cabeza o escólex, tardan en madurar dentro del intestino de 3 a 4 meses en donde es tiempo suficiente para desarrollar sus órganos reproductivos, una Tenia llega a vivir aproximadamente hasta 25 años dentro del ser humano en donde se alimenta y se reproduce. La forma de transmitirse es por sus huevecillos que son expulsados del cuerpo humano a través de las heces, las cuales al entrar en contacto con la vegetación o el agua inmediatamente se adhieren a la planta, llega el ganado o los cerdos y al comer el vegetal inmediatamente se contamina y este lo pasa a los humanos. Los síntomas que causa este parásito son: dolor abdominal, náuseas, vómitos, inflamación del intestino, diarrea, sangre en heces, pérdida de peso, mareos, ataques, malnutrición.

Giardia lamblia

 Es un protozoario flagelado, esto quiere decir que tiene una especie como de hilos con las cuales se mueve de un lugar a otro. Vive y se reproduce en el intestino, causando una infección del intestino delgado, conocida como giardiasis. Provoca inflamación y otros daños, reduciendo la capacidad del intestino para absorber los nutrientes, causando diarrea. Este parásito puede encontrase incluso en el agua potable Los síntomas: diarrea, náuseas, dolor abdominal, pérdida de peso, el característico eructo de mal olor “a huevos podridos”. 

Todos los parásitos después de infectar y reproducirse dentro de su hospedador necesita transferirse a otro cuerpo ya para seguir existiendo este necesita infestar otro organismo en el cual tiene que encontrar nuevas condiciones favorables para seguir con su proceso metabólico y de reproducción.

¿Cómo pueden entrar a mi cuerpo?

 

  • Sistema digestivo 
  • Sistema respiratorio
  • Mucosa
  • Cutánea

¿Cómo puedo evitar la parasitosis o la infección por parásitos?

Se recomienda la desparasitación de todos los miembros de la familia (incluidas las mascotas) debido a que cuando las parasitosis no son tratadas a tiempo pueden invadir otros órganos ocasionando problemas graves de salud (daño hepático, cerebral, muscular, etc.) por lo menos dos veces al año.

  • Vigilar que la higiene personal sea adecuada.
  • Lavar y desinfectar frutas y verduras.
  • Evitar el consumo de carne cruda o mal cocida.
  • Mantener las uñas cortas y limpias.
  • Evitar caminar descalzos, especialmente en areneros y suelos de tierra.
  • Desinfectar el colchón y la ropa de cama.
  • Desinfección y limpieza de baños.
  • Desparasitación de mascotas.
  • Lavarse las manos antes de preparar alimentos, comer y después de ir al baño.
  • Vigilar el adecuado manejo de la basura orgánica.
  • Evitar plagas (insectos, roedores, cucarachas, etc.)
  • Hervir el agua al menos 10 minutos.
  • Usar cloro y desinfectantes de uso doméstico.
  • Evitar el fecalismo al aire libre.

¿Cuáles son las consecuencias más graves de la parasitosis?

Según la OMS, los parásitos intestinales pueden causar malnutrición en los niños y disminuir su crecimiento, desarrollo y capacidad de concentración y aprendizaje.

Las parasitosis producen importantes daños a la salud como:

  • Anemia
  • Deficiencia de vitamina A
  • Desnutrición
  • Bajo rendimiento escolar y laboral (ausentismo)
  • Parasitosis extra-intestinales (afección del hígado, pulmón, cerebro, etc)
  • Retraso en el crecimiento.
  • Obstrucción intestinal y/o de conductos biliares o pancreáticos

 

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



La Grandiosa de Nochixtlán

FM 98.9

Canción actual

Title

Artist